Trevelin es una localidad de Argentina situada en la región de la Patagonia, en el departamento Futaleufú de la provincia del Chubut.

    La Ciudad de Trevelin se encuentra dentro del Valle 16 de Octubre que forma parte de la alta cuenca del río Futaleufú de 738.000 ha y con una densidad poblacional de 4,74 hab/km2, inscripta en la Región Central Andina Patagónica sobre la ladera este de la cordillera Andina.

    Trevelin, vocablo galés que significa ( Tre-Pueblo y Velin-Molino ) tiene su nacimiento a fines del siglo XIX por pioneros galeses, formando la primera colonia galesa en la Argentina, con mas de 123.000 hectáreas cubiertas de bosques, praderas, lagos y montañas.

    La temperatura media anual en los valles intermontanos, donde se ubican las poblaciones más importantes, oscila entre 10º C y 5º C de N a S. Entre bosques espontáneos ( nativos ), lagos y montañas se sitúan valles fértiles siendo el más importante de toda la región cordillerana con una superficie aproximada de 17.130 ha.

    Enclavada en un típico paisaje andino patagónico, en la provincia del Chubut con sus vientos predominantes del sudoeste y su naturaleza pródiga en vegetación y arroyos, Trevelin sirve como punto de partida para hermosos paseos.

    Trevelin

    Trevelin

    Al ingresar a la ciudad a través de un gran valle cobijado por montañas elevadas y grandes superficies con áreas cultivadas, llama la atención el colorido de sus jardines y la huella que ha dejado la colonia galesa en cada rincón del pueblo y del área rural. Un ejemplo de ello es el primer molino harinero accionado a caballo que se muestra en el museo regional junto a maquinarias, herramientas y vestimenta de la vida diaria en época de la colonia.

    En la serenidad de sus calles, innumerables casas de té ofrecen la clásica merienda galesa con sus tortas, panes caseros y fiambres de la región para adentrarse en esa gastronomía que no ha claudicado con el paso del tiempo. Se aconseja probar su torta negra.

    Trevelin es además el inicio de varios circuitos turísticos que recorren bosques de cipreses y lengas, cascadas y senderos especialmente propicios para los adeptos al trekking. Un variado colorido se presenta ante la vista: los verdes de los bosques de pinos, cipreses, ñires y araucarias; los naranjas de las mutisias, el amarillo del amancay; los azules de lagos, ríos y arroyos.

    Sobre el camino que se dirige a la frontera con Chile se visita la localidad de Los Cipreses y las Nant&Fall, tres cascadas sobre el arroyo del mismo nombre. Para llegar a ellas se debe andar por senderos peatonales con vegetación autóctona. En el mismo camino se encuentra el museo en el que fue reconstruido un antiguo molino de agua de la época de la llegada de los galeses a la zona.

    La cercanía con el parque nacional Los Alerces hace que se integre en un circuito que recorre los lagos Futalaufquen, Menéndez, paseos en lancha al alerzal y toda la vegetación típica de la selva valdiviana.

    Es posible llegar a Trevelin por ruta asfaltada o por vía aérea al aeropuerto de Esquel. Algunas distancias para tener en cuenta: Neuquén 731 kilómetros, Bariloche 310 kilómetros, Buenos Aires 1.880 y Temuco (en Chile) 787 kilómetros.

    Los habitantes de Trevelin están comprometidos con el respeto a la naturaleza y reciben visitantes a lo largo del año. Las estaciones visten al pueblo de los colores distintos de sus flores y el blanco de la nieve.