La reserva La Payunia se encuentra al sur de la provincia de Mendoza en Argentina en la zona también conocida como Payún o Payén. Se accede a la reserva a través de la ruta nacional 40 y luego por ruta provincial 186. Se halla a 160 km de Malargüe, ciudad cabecera del departamento homónimo.

    La Payunia es una de las regiones del planeta con mayor densidad de volcanes. La Payenia contiene más de 800 volcanes monogenéticos (son de un único tipo de rocas) y muy pocos conos poligenéticos (de diferentes tipos de rocas) entre los que están el Chachahuén de unos 6 Millones de años de edad y el Payún Matrú y el Nevado, más recientes. Su principal atractivo está dado por las extensas planicies de lava con conos volcánicos, destacándose el volcán Payún Matrú, muestra del ecosistema patagónico en Mendoza.

    Hay coladas de basalto y campos piroclásticos de diversos colores, conforman un paisaje cuasilunar.

    Se puede visitar durante todo el año sólo con guías autorizados por la Dirección de Turismo de Malargüe. Se desarrollan, entre otras, actividades como trekking, safaris fotográficos, avistaje de la fauna, travesías en 4×4 por caminos autorizados y cabalgatas.

    Por las rutas provinciales 186 y 183, son innumerables los caminos internos que surcan la reserva Payunia. Un extraño paisaje de características desérticas.

    La Payunia, es una zona de sugestiva belleza, y recrea la sensación de asistir a lo que fue la tierra en sus orígenes. Transitar por los escoriales del volcán Santa María, por las Pampas Negras o por los alrededores de ese volcán perfecto que es el Payún Liso. Lonco Vaca es una experiencia fantástica. La oferta paisajística y la diversidad de vida que existe en este lugar es increíble.

    Reserva La Payunia

    Reserva La Payunia

    Se caracteriza por ser propia de una zona de transición entre la fitogeografía del monte y de la Patagonia. El paisaje está marcado por los rasgos de lo que fuera una intensa actividad volcánica. El relieve es sumamente áspero y dificultoso en las cercanías del Payún Matrú. Hacia el sur, entre el Payún Matrú y el río Grande, se ven una serie de volcanes menores. La lava muy fragmentada ha formado un atrayente arenal negro, conocido como Pampas Negras. El terreno está sembrado de un tipo de piroclastos denominados regionalmente como bombas volcánicas, que son trozos de lava que cayeron en estado líquido o pastoso y, al enfriarse, tomaron curiosas formas. Los volcanes que más se destacan son el Payún Matrú (en idioma aborigen local: Barba o Cara de Cabrón) y el Payún Liso. Este último es, con 3715 msnm, el más elevado de la región. Su cráter tiene 400 m de diámetro y 90 de profundidad.

    La flora de La Payunia está representada por los matorrales, los pastizales y las especies del monte y de la Patagonia: colimalil (leñas amarillas), coirón, melosa, solupe negro, retamillo, pichanillo, cacho de cabra, algarrobos (ente los 500 y 1300 msnm), patagüilla, molle y jarillas (entre los 1800 y los 2850 msnm)

    En cuanto a la fauna, de las 70 especies registradas en La Payunia, 37 se consideran con alta probabilidad de avistamiento. Algunos ejemplos son la ranita de cuatro ojos, el cóndor, el puma, el matuasto castaño, el lagarto cola de piche, la yarará ñata, el choique petiso, el águila mora, el jote cabeza colorada, el chorlo cabezón, la calandria patagónica, el chinchillón, el zorro gris, el piche patagónico y el guanaco. Esta última especie resalta por presentar una población muy numerosa. El acercamiento es controlado, por considerárselas especies muy vulnerables.