Playas de Yuco es una magnífica península repleta de pequeñas playas enmarcadas en árboles de arrayanes.

    Esta joyita neuquina invita a bañarse en las aguas más turquesas del sur argentino. Sus playas parecen un “caribe” patagónico. Si bien el agua es bastante fría, ya que es del lago Lácar, su paisaje y el color esmeralda compensan las ganas de tirarse a nadar. Muchos valientes aprovechan sus imponentes rocas para lanzarse directamente de la tierra al agua.

    Para llegar a las Playas de Yuco, basta con alejarse unos 30 kilómetros de San Martín de los Andes. Se accede por la Ruta Provincial 48, de ripio, que conduce al paso internacional Hua Hum.  El camino hasta allí es un paseo en sí mismo, exceptuando la parte de ripio. Se encuentra rodeado de un impresionante túnel vegetal de colihues y raulíes, que hacen del camino un lugar muy hermoso.

    Una vez en este paraíso, basta con hacer un corto trekking en pleno bosque para llegar a sus playas. Para quienes vayan en auto particular, se recomienda llegar temprano porque el estacionamiento es limitado.

    De todas maneras, al estar más alejado del centro de San Martin de los Andes, no es tan común que explote de visitantes.

    La recomendación es no quedarse solamente en la primera playa en la que desemboca el camino de árboles. Hay que caminar, ir un poco más allá, meterse entre las rocas para descubrir nuevas playitas y piletones naturales. Cada una tiene su encanto y diversidad: varían desde su vegetación, hasta su arena, sus rocas y su agua. La contra: en la primera playa a veces aparecen muchas abejas, conocidas como “Chaquetas amarillas”, pero a medida que se avanza hacia otras zonas, aseguramos que éstas desaparecen. Los que no le temen al frío, incluso avanzan de playa en playa nadando.

    Es ideal para quienes aman la naturaleza. Muchos la consideran la playa más hermosa de la Patagonia argentina. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no hay ningún tipo de servicio ni infraestructura allí, por lo que se recomienda llevar bebidas o algo para comer y hacer pic-nic.

    Cuando de playas se habla, no muchos conocen las playas de Yuco. Pero sí ubican Hua Hum. A 12 kilómetros de allí se llega a una zona denominada La Angostura donde el lago Lácar vuelca sus aguas a orillas del lago Nonthué. Este lugar recibe el nombre del río Hua Hum que nace a partir de este lago. Este río constituye un atractivo importante por el turismo aventura que allí se practica. El deporte más popular de la zona es el rafting. En Hua Hum, hay una confitería a diferencia de Yuco, y uno puede caminar por su muelle y tirarse sobre sus aguas.

    Las cascadas de Chachín son otro atractivo de la zona. Se trata del salto de agua más imponentes del Parque Nacional Lanín. Allí, la naturaleza cordillerana se luce en su máximo esplendor. Un mirador estratégicamente ubicado permite disfrutar de la belleza del salto y su tupido y húmedo entorno natural, que constituye uno de los principales atractivos del parque.