El parque nacional Talampaya se encuentra ubicado en el centro-oeste de la provincia de La Rioja en Argentina. Ocupa 213800 ha.​ Se encuentra adyacente al parque provincial de Ischigualasto ubicado en la provincia de San Juan, también conocido como Valle de la Luna. En 2000 la Unesco declaró a ambos parques como Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad en América.​

    El cañón de Talampaya se encuentra a 59 km de Villa Unión, a 150 km de Patquía y a 216 km de la ciudad de La Rioja.

    La gran amplitud térmica predomina tanto en verano como en invierno. Son frecuentes las sensibles variaciones de temperatura durante el día, y con respecto a la noche las diferencias son notorias.

    Los veranos son cálidos, con máximas que pueden superar los 38º C de sensación térmica al sol, e inviernos con mínimas de 0 º C y en algunas oportunidades bajo cero. Los meses con probabilidad de temperaturas más bajas van de junio a septiembre.

    Los vientos soplan durante todo el año. Los más frecuentes son los del cuadrante noroeste, oeste, y sudeste, siendo el viento zonda uno de los más enérgicos.
    Esta zona se caracteriza por su bajo porcentaje de humedad ambiente, salvo en verano cuando suelen producirse lluvias. El promedio anual de precipitaciones en la región es de 150 a 170 mm.

    En caso de lluvia o viento zonda se cierra el acceso a excursiones dentro del Parque Nacional.

    Las serranías bajas del oeste riojano, exponen procesos erosivos que forman cañadones rectos y altos paredones. Su paisaje, la flora y fauna son característicos del bioma del monte. Es el resultado de movimientos tectónicos, a los que durante milenios se han sumado la erosión del agua y el viento en un clima desértico con grandes amplitudes térmicas, intenso calor de día y bajas temperaturas de noche, con lluvias torrenciales en verano y vientos fuertes en primavera. La altura promedio del terreno es de alrededor de 1300 msnm.

    Parque nacional Talampaya

    Parque nacional Talampaya

    La radiación solar es intensa. En invierno suele producirse alguna nevada aislada.

    Se encuentra principalmente la vegetación arbustiva propia de la zonas desérticas como la rala, tabaquillo, caña brava, achaparrada y el retamo, que prácticamente no posee hojas y la fotosíntesis la realiza en sus tallos verdes. También suelen verse algunas cactáceas como los puquis y varios cardones. En cambio, en los cauces temporarios se despliegan bosques abiertos de algarrobos de gran porte.

    Se han documentado en la fauna del parque nacional 120 especies,​ de los cuales merecen destacarse el zorro gris, la chuña de patas negras, y la calandria mora. Los altos paredones rojizos son utilizados como apostaderos por aves rapaces, como el cóndor andino, el águila mora, y el halcón peregrino. También son la morada de roedores como el chinchillón. También pueden ser vistos en el parque nacional algunos guanacos de pelaje castaño, caracterizados por su cuello un poco más largo de lo normal. Otras especies presentes son suris cordilleranos, quirquinchos, liebres, vicuñas, pumas, maras, zorros colorados y reptiles como pitones y víboras conejeras.

    Parque nacional Talampaya

    Parque nacional Talampaya

    El parque cuenta con rocas que documentan la evolución del planeta por más de cuarenta y cinco millones de años, siendo por ejemplo testigo hace más de 250 millones de años de la división del supercontinente Pangea.

    La formación Talampaya está compuesta por una aglomeración de rocas de color rojo parduzco. Las paredes y el cañón del río Talampaya fueron erosionados por el viento y el agua, dándoles curiosas formas. Muchas de esas formas tienen nombres propios como: el Fraile, el Rey Mago, la Catedral, el Tablero de Ajedrez, las Agujas, el Pesebre y el Castillo.​ En el área conocida como Ciudad Perdida, puede verse el esplendor de las geoformas de Talampaya.

    El parque es un importante yacimiento paleontológico, constituye un sitio de gran importancia por su abundante riqueza en fósiles. Entre los fósiles descubiertos se encuentra el Lagosuchus talampayensis, uno de los primeros dinosaurios que habitó la Tierra, hace 250 millones de años, en los inicios del triásico. También se encontraron fósiles de tortugas con una antigüedad de 210 millones de años, como la Palaeocheris talampayens.

    El parque nacional Talampaya está atravesado por la ruta nacional n° 76 que une las localidades del oeste riojano con la ciudad de Patquía en la misma provincia.

    Parque nacional Talampaya

    Parque nacional Talampaya

    Dentro del parque pueden verse: el cauce seco del río Talampaya, en el que hace millones de años vivieron dinosaurios; restos de pueblos originarios, como los petroglifos de la Puerta del Cañón; un jardín botánico de reserva de la flora autóctona; paredones naturales de hasta 145 m de altura con formaciones geológicas talladas en la arenisca roja.

    Realice el paseo llevando una botella de agua, buena protección solar, calzado adecuado (zapatillas o botas de trekking) y ropa liviana. En los meses de invierno lleve un abrigo, puede ser de polar o dubet, utilice gorra o sombrero y anteojos para la protección solar.

    Recomendamos todo el año llevar abrigos en capas para que pueda quitarse a medida que va haciendo más calor y abrigarse cuando va bajando la temperatura.