La Isla Victoria, es una isla ubicada en el lago Nahuel Huapi en la provincia del Neuquén, en la Patagonia argentina. Posee una superficie de 31 km², los que se encuentran desde 1934 protegidos por el Parque Nacional Nahuel Huapi.

La isla Victoria está dividida en tres áreas, dos intangibles y una, central, que puede ser visitada por los turistas.

En un pasado remoto, fue habitada por las comunidades indígenas que dejaron marcas de su presencia con las pinturas rupestres en las cuevas que se encuentran en la isla.

A esta isla se llega por Catamaranes que parten de Puerto Pañuelo, en la imponente península de Llao Llao.

Las aguas azules del Nahuel Huapi, el verde de los árboles que crecen en la costa y los picos nevados del cordón montañoso que enmarca el paisaje acompañan la navegación. Después de 30 minutos de tranquilo paseo lacustre, en el que se recorren 11 kilómetros, se llega al Puerto Anchorena, situado en la isla.

En 3.710 hectáreas, su hermosa naturaleza encierra diferentes atractivos. La isla Victoria está dividida en tres áreas, dos intangibles y una, central, que puede ser visitada por los turistas. En un pasado remoto, fue habitada por las comunidades indígenas que dejaron marcas de su presencia con las pinturas rupestres en las cuevas que se encuentran en la isla.

Los tupidos senderos que surcan Victoria conducen a los visitantes hasta las gigantes sequoias, tuyas, eucaliptos, pinos, robles junto a cipreses, coihues y ñires, donde habitan distintas especies como el pudú o ciervo enano, jabalíes, ciervos colorados, faisanes y una infinidad de pájaros. Por las copas también pueden encontrase cormoranes imperiales.

Recorriendo los senderos de esta hermosa y milenaria isla se llega hasta Playa del Toro, en donde se pueden observar las pinturas rupestres hechas por los pueblos originarios que habitaban en esta zona, en el marco de una espléndida playa de arena volcánica.

Las playas del Toro, Puerto Gross, Radal y Piedras Blancas son algunos de los rincones de la isla Victoria.

Después de recorrerla, se puede navegar hasta el Puerto Quetrihue, situado al sur de la península del mismo nombre, para visitar el Parque Nacional Arrayanes. Esta reserva protege un bosque de arrayanes único en el mundo, con ejemplares de 15 metros de altura, que alcanzan entre 500 y 650 años de edad.