El Dique de La Viña se encuentra a 33 Km. de Mina Clavero sobre el curso del río de los Sauces en el departamento San Alberto. Es una monumental obra de ingeniería que asombra a los visitantes por las exorbitantes dimensiones de la misma.

    Para llegar deberemos salir de Mina Clavero por la R.P. Nº 14 con dirección suroeste.

    El lago que tiene 1050 has. y que nace del Río Los Sauces.

    El proyecto del embalse lo presentó Luis Antonio Medina Allende, quien estaba a cargo de la Dirección de Obras y Servicios Públicos.

    Un año después comenzó la construcción del dique, diseñado y proyectado por el ingeniero Fitz Simmons. Tras cinco años de trabajo y 184.160 m3 de hormigón armado, el 15 de junio de 1944 culminaron las obras. Posteriormente, en 1952, empezó a construirse la Central Hidroeléctrica La Viña, en el marco del Primer Plan Quinquenal de la presidencia de Juan Domingo Peronse enmarcó dentro del lineamiento de propulsar proyecto energéticos mediante el uso de embalses para lograr la transformación del perfil productivo de Córdoba, que con el tiempo se constituyó en uno de los polos industriales del país,1​fundamentalmente a través de un amplio plan de centrales hidroeléctricas (Dique La Viña, Dique San Roque, Embalse Cruz del Eje, Embalse Río Tercero) Junto al Camino de las Altas Cumbres, la Central fue una obra esencial para el progreso del oeste provincial y uno de los emprendimientos más importantes realizados durante el siglo XX en Córdoba.

    Entre los datos que caben destacar y que lo posicionan como el más grande de Argentina figuran que el paredón posee 317 mts. de largo, su base es de 25 mts. de ancho y su coronamiento de 15 mts. de ancho. Del lado del espejo de agua mide 106 mts., mientras que del lado del vertedero mide 107 mts.

    Posee 8 compuertas de 6 mts. por 5 mts. cada una y su cota máxima está dada a los 102 mts.

    En 1952 se inauguró la usina hidroeléctrica que posee dos turbinas que producen 4 millones de Kwh. cada una. Con la regularización del Río Los Sauces mediante el almacenaje de sus aguas en el dique se aprovecha el 90 % del caudal medio anual; de esta manera se llega a regar cerca de 24.000 has.

    Además el dique forma un enorme espejo de agua en donde se practican actividades deportivas tales como pesca de pejerrey, motos de agua y kayakismo.