Cortaderas es un paraje rural del departamento Tinogasta.

    Por la ruta 60 camino al Paso de San Francisco (unos 120 km) nos encontramos con el paraje Cortaderas y el Hotel Cortaderas.  Este paraje se encuentra a 3300 metros sobre el nivel del mar.

    Este sitio se encuentra a unos 100 km de Fiambalá.

    Tiene una laguna artificial creada a partir de un pequeño embalse. Esta laguna esta poblada por distintas aves acuáticas como patos, flamencos, etc.

    Cortaderas

    Cortaderas

    La hostería se encuentra a 3300 metros sobre el nivel del mar para albergar a los turistas y visitantes con servicio de 5 estrellas.

    Situada en el Valle de Chaschuil a una altura de 3300 metros sobre el nivel del mar, Cortaderas posee un entorno natural imponente rodeado de montañas al pie de la Cordillera de Los Andes, el cauce del Río Chaschuil y hasta una laguna y salares.

    El clima que se manifiesta en la zona es el Árido andino puneño, con una temperatura media anual de 9,5° con precipitaciones escasas que no llegan a los 100 milímetros de promedio anual. La amplitud térmica es importante debido al bajo contenido de humedad en el aire y por la gran heliofanía imperante. Las heladas son importantes durante todo el año.

    Encontramos un ecotono, es decir una transición entre los biomas Estepa arbustiva puneña y Estepa graminosa altoandina, sin presencia de plantas de porte arbóreo, algunas de porte arbustivo y el estrato herbáceo representado escencialmente por las gramíneas. La vegetación es más importante en las cercanías de vegas o cursos de agua que proporcionan la humedad necesaria.
    La fauna está representada por mamíferos fácilmente divisables en un recorrido por la zona como lo son la Vicuña o el Guanaco. Además encontramos otros más escurridizos como la Chinchilla grande, el Zorro colorado o el Puma. Entre otras, encontramos aves singulares de la zona como la Parina grande.